22 jul. 2013

.


Un MVP fuera de las canchas

     Ser MVP es en el argot baloncestístico, ser el jugador más valorado en un partido, en un campeonato o en una temporada.
     Para que un jugador sea el MVP,  debe de cumplir una serie de cualidades que hagan que sus números sean los mejores en todas las facetas del juego, (rebotes, asistencias, puntos, balones robados…). Además, para ser MVP, no solo basta con ser el mejor o el más valorado en estas facetas, sino que es necesario tener unas cualidades intrínsecas a la persona, que haga que tus compañeros y técnicos, confíen en ti para darte esa asistencia que a buen seguro vas a convertir en puntos, para buscarte en los momentos decisivos, porque saben que lo vas a gestionar con la mayor eficacia posible y para mantenerte en cancha, porque saben que vas a ser letal para llevar a buen puerto el partido.
     Por tanto,  para ser MVP se debe tener no solo unas características técnicas, sino que  a ellas se le deben sumar unas características personales muy especiales que te hagan un jugador integral.
Pero, ¿Qué significará ser un MVP fuera de las canchas? Este término, que quizás ni exista, lo debemos crear, bien imaginándonoslo o como mínimo suponiéndolo,  aunando características y requisitos que creamos que debe reunir una persona para serlo.
     Supongamos, que nos encontramos con un jugador, es persona antes que jugador, tanto fuera como dentro de las canchas.
     Imaginemos, que conocemos a un jugador, que cuando no tiene el balón en sus manos, ni está vestido para jugar,  mira por el bien común de un PROYECTO, antes que por él mismo.
     Pensemos, en que estamos delante de un jugador, que cuando se le plantea un reto, da un paso al frente sin mirar atrás, mostrando su total confianza, por el mero hecho de ser cada día un poco mejor.
     Imaginemos, que alguien se ofrece a ser la primera piedra de los cimientos deportivos de algo en el que en el momento de aceptar, aún no hay nada.
     Creamos por un momento, que hemos encontrado un jugador, que no solo se cree cimiento de un sueño, sino que con su trabajo, preocupación y esfuerzo desinteresado, ayuda a crearlo y a hacerlo realidad.
     Hagámonos a la idea, que un jugador tenga tal carisma, que muchos compañeros quieran jugar a su lado y sea capaz de arrastrar a amigos, que sin condición alguna, decidan pertenecer a un nuevo proyecto a pesar de estar más de media década en otra casa y ser capaz de activar incluso, a jugadores ya retirados para llenarlos de ilusión en tan solo una comida y hacerlo volver a las canchas.
     ¿Y si resultase?, que éste sea un jugador capaz de rebajarse su asignación económica, por intentar que otros recalen en el proyecto, para hacerlo deportivamente más viable.
     Supongamos, que sea un jugador más preocupado por limar las posibles diferencias de nivel entre los compañeros, que por establecer esas distancias que le hagan jugar aún más, mejorando su status dentro de un equipo.
     ¿Qué pasaría si en vuelta de pocas semanas, este jugador conjugara en su persona las señas de identidad de todo un Club, mostrando ser ordenado en sus ideas, serio en sus convicciones, educado en su imagen e inteligente en sus acciones?.
      Si ese jugador existiese, cualquier entrenador, dirigente, compañero y aficionado lo querrían tener en su plantilla.
     Si este jugador existiese, está claro que sería una gran persona,  un magnífico deportista y por supuesto sería un MVP fuera de las canchas.
 
POR TODO ELLO Y POR LO QUE NOS HAS DADO EN TAN POCO TIEMPO… GRACIAS CRACK.

EL ASCENSO EN 3 MINUTOS

2º ASCENSO A 1ª NACIONAL 2013

CAMPEONES DE LIGA 1ª NACIONAL

CAMPEONES DE LIGA 1ª NACIONAL
ASCENSO A LIGA EBA

SOMOS DE PLAY OFF

DE DONDE VENIMOS Y A DONDE VAMOS